lunes, 28 de julio de 2008

SGCI 0059 ADN27J - 11:44:09 - 072708

Palacio de la Zarzuela. España.

Ahora resulta que fue la prensa la que sobredimensionó el chitón de Santiago. Las groserías, insultos, las bravuconadas, el revisionismo histórico-demagógico, las sobradas y fanfarronadas del dictador satírico-bolivariano Mickey Chávez amenazando con hacer un vuelo rasante por la residencia del Borbón han quedado en nada. Bienvenido Mister Chávez. Claro que, de aquí a 100 años 100, España tiene garantizado el suministro de petróleo a precio fijo a cambio de alimentos y tecnología.
Habría que leer detenidamente la letra pequeña del contrato y comprobar si que el Primero de los Españoles reciba en su casa después de casi una hora de plantón al caudillo bananero estaba incluido en alguna de sus cláusulas. Algunos opinan que todos los cojones que el Rey ha demostrado tener anteriormente le han faltado en esta ocasión para mardar a Chávez de un hostiazo a su casa nada más bajarse del coche. Otros en cambio pensamos que ya le habría gustado, ya.

sábado, 26 de julio de 2008

lunes, 21 de julio de 2008

martes, 8 de julio de 2008

SGCI 0055 ID08J - 09:17:21 - 070808

Audiencia Provincial. Sevilla.

Si la sociedad española ha decidido otorgarse un sistema democrático de libertades, o asume que ese sistema puede fallar, falla y va a seguir fallando o más le vale ir pensando en volver a la época de los grises y la dictadura. En el caos no hay error.

lunes, 7 de julio de 2008

SGCI 0054 EP07J - 08:49:07 - 070708

37º Congreso del PSOE. Madrid.

La sonrisa autocomplaciente de ZP quizás sea lo que más hace hervir la sangre de la derechona, que asiste perpleja a la consolidación de un ZP cada día más poderoso entre los suyos. Pepiño es hoy más número dos que antes y Leire...
¿Por qué, Leire?. Con lo bien que lo estabas haciendo, ¿ahora te vas a poner a echar cuentas entre PSOE y PP?. No te aburgueses ni empieces a decir imbecilidades como tus compañeras y compañeros de partido.

viernes, 4 de julio de 2008

SGCI 0053 EX04J - 08:54:27 - 070408

Congreso de los Diputados. Madrid.

El Presidente de la Cámara Baja, Pepe Bono, al comprobar que el Ministro de Industria, Miguel Sebastián acudió al hemiciclo sin corbata, mandó a un ujier a la tienda del Congreso con el encargo de hacerse de una corbata-souvenir de las que tienen a Daoiz y Velarde estampados y entregársela al señor Ministro. Por su parte, éste envió al Presidente un termómetro para que se hiciera una idea del calorato que soportaban sus señorías en la bancada azul. Una de tres; o Sebastián ha tenido que empeñar su corbata para pagar el recibo de la luz y poder llenar el depósito de gasoil, o este señor no lee a Ussía, o forma parte del cero-coma-algo-por-ciento de españoles que no necesitan apretarse el cinturón en estos tiempos de desaceleración, sino que les basta con aflojarse el nudo de la corbata, o quitársela directamente, lo cual da una imagen más cómoda, sport y dinámica, muy del gusto de la progresía.
Entre tanto, ZP encantado de la vida. Mientras se hable de la no-corbata de Sebastián no se hablará de la no-crisis. Y cuando la cosa se ponga realmente chunga, lo mismo vemos a la señora Ministra Vicepresidenta de la Vogue en pareo, pamela, gafazas y chanclas luciendo bronceado y pellejos en una sesión de control de los miércoles.

miércoles, 2 de julio de 2008

SGCI 0052 EP02J - 09:10:15 - 070208

Madeleine McCann. 14 meses desaparecida.

La decisión de cerrar el caso, como propone la Policía Judicial portuguesa por falta de pruebas o indicios que señalen a un culpable, está en manos de la Procuradora (en realidad Fiscalía) General de la República, quien promete ponderar cuidadosamente a la hora de adoptar su decisión las conclusiones extraidas de las investigaciones llevadas a cabo y que se contienen en los trece volúmenes elaborados desde que desapareció Madeleine.
El comisario Gonçalo Amaral dirigió las investigaciones hasta el pasado noviembre. Fue apartado del caso después de sostener hasta el último día la tesis que señalaba a los padres como principales sospechosos. En España la corriente en favor de la tesis del comisario Amaral arrastró a las televisiones destacadas en el lugar de los hechos y, a través de las noticias que éstas ofrecían, a los propios teleespectadores al absoluto convencimiento de que la madre estaba implicada. Deseaban que la madre fuera culpable y esperaban la noticia que les diera la razón.