jueves, 30 de octubre de 2008

SGCI 0084 PI30O - 09:33:21 - 103008

Retrato de gentilhombre en el estudio. Lorenzo Lotto (Venezia, 1480-Loreto, 1556).

Cuando uno termina de leer Bomarzo, no puede menos que concluir que es el desesperado anhelo de justicia poética lo que mueve al protagonista de la novela a refundar (de una forma tan enrevesada, egocéntrica y retorcida) la estirpe de los Orsini, más allá de su obsesión por la propia inmortalidad. El modelo del retrato de Lorenzo Lotto pasará a la posteridad como un desconocido gentilhombre y no como el Desesperado de amor que aquél pretende, y su poema Bomarzo desaparecerá al igual que todas sus cartas...
En las poco más de 600 páginas con las que cuenta el libro, Mújica Laínez construye al personaje de Pier Francesco Orsini una y cien veces sirviéndose de un dominio del lenguaje y unos recursos estilísticos que dan lugar, en ocasiones, a la difícil tarea de discernir entre la realidad y la mágia con la que se desenvuelve el particular Dies irae que constituye el megalómano relato que de su propia vida hace el Duque. Cuatro siglos de perspectiva, pasajes sembrados de analepsis y prolepsis, referencias históricas, imágenes y estampas domésticas típicas del Renacimiento italiano dan lugar a una narración fantástica en la que la personalidad de Vicino Orsini se descompone en la inquina, la mezquindad y el sadismo (y a veces, una desconcertante ternura) con los que se retroalimentan sus complejos y frustraciones. Los binomios contrapuestos (búsqueda/desencuentro; debilidad/fortaleza; superioridad/inferioridad; realidad/idealidad) que pueblan la triste existencia del protagonista y su Sagrado Bosque de los Monstruos no son más que el escaparate en el que se muestra el espíritu caballeresco -ahí están las referencias a Orlando Furioso, de Ariosto- y la particular psicología y visión del mundo de un jorobado amargado con vocación de vencer al Tiempo, y que acabará, como no podía ser de otra forma, en un trasunto de su anhelada justicia poética.

A W. por prestarme el libro.

BOMARZO. Manuel Mújica Laínez. Biblioteca El Mundo. Las mejores novelas en castellano del siglo XX, 2001. Tomo I, 319 páginas. Tomo II, 287 páginas.

10 comentarios:

SGCI. dijo...

Aviso: la entrada de hoy responde a la Iniciativa Liblog. Se trata de una (nueva) hiperbólica y grave reseña a uno de los más turbadores y mejor escritos libros de la literatura universal.
Recientes estudios confirman que el retrato de Lorenzo Lotto nada tiene que ver con la figura de Pier Francesco Orsini.

Bomarzo dijo...

Enorme prólogo.
Saludos.

Jesús Lens dijo...

Y tanto que justicia poética. Hasta por demás, podríamos decir. El cuadro es realmente hermoso y el modelo, con esos rasgos tan delicados... no se parece a ese gibado que hasta pesadillas ha podido llegar a provocarnos.

Nefer dijo...

Una gran reseña para tener en cuenta a la hora de recomendar el libro.

Fantástico el cuadro que dibujas con tan adecuadas palabras.

Anónimo dijo...

Gran post, muy documentado y un modelo de análisis.
Bien hecho.
Rigoletto

Anónimo dijo...

Esto de leer distintos posts sobre un mismo libro es estupendo. Me parece fantástico poder descubrir la interpretación y los matices de cada uno. Extraordinario post, Gu.

Claro

Sielitolindo dijo...

Gu, me ha gustado mucho tu entrada, es clara y directa ¡y tiene gancho! Gracias... al final me voy a tener que leer el libro, me estais tocando la fibra...

Salud y Cariño

Vane

SGCI. dijo...

El libro es buenísimo. Lee la entrada de Juan Antonio que vas a lanzarte apor él seguro.

Sielitolindo dijo...

Uf! pero es que Juan Antonio es el master de las palabras...

;P

Lía Vega Erao dijo...

Mal, mal muy mal... ya estoy con el libro de este mes... no volveré a caer en la dejadez... no quiero volver a estar castigada mirando la pared...